Cara y cruz de La Red

Esta mañana, tras encender el ordenador, como tantos otros días, he curioseado en las redes sociales y… oh, sorpresa! Una joyería anunciando regalos para el día de la madre, usando una foto de… una de mis joyas? pero, espera…. esta foto no me suena (quién la habrá tomado?), y esos colores?? La he ampliado y he descubierto que la joya fotografiada se parecía muchíiiiiiiisimo al colgante redondo de mi querida colección BARANA, parida (sí sí: imaginada, investigada, diseñada… y elaborada) por mi menda lerenda hace ya tres años.   Y como muestra un botón: a la izquierda, la sorpresa y a la derecha, mi creación.

Querría pensar que, como alguna vez ha pasado, por casualidades de la vida, algún diseñador haya llegado a las mismas «conclusiones» que yo y que, por eso, el colgante sea tan parecido al mio, pero… ¿tú crees? ¿Tan parecidos? Desgraciadamente, mi sensación no es esta, sino que alguien la ha querido «versionar», dándole otro acabado, y haciéndola algo «menos fina»!!!!!!! Y además, como pasa algunas veces, creo que no es una buena versión. Me cuesta verlo de otra manera: todos mis trabajos tienen una parte de mí, reflejan lo que vives cuando creas,… y sí, está claro que publicando nuestro trabajo en internet, asistiendo a ferias,… corremos riesgos y hay que asumirlos,… pero de alguna manera hemos de dar a conocer lo que hacemos, y claro… no puedo evitar encenderme cuando pasan estas cosas. Esta es la cruz de todo esto. Aquí queda, y, de verdad, me encantaria estar equivocada.

Y ahora, la cara de la misma moneda: hace un rato, los pendientes BARANA pieza única… han encontrado nueva casa: se van a Japón!… gracias a internet, han sabido que existían y sucedió el flechazo.

Y con todo esto, seguiremos creando, imaginando y… arriesgándonos cada día.

Salud

 



3 respuestas a “Cara y cruz de La Red”

  1. irene dice:

    Tranqui, es millor la teva.

  2. Núria Deyà dice:

    Gràcies, maca!

  3. Santi Capó dice:

    Quin mal rollo, possa el nom del plagiador i a difondreu per les xarxes, cal fer-ho públic.